Oraciones POSITIVAS para SUBIR el ánimo

Ver el vaso medio lleno o medio vacío puede cambiar la concepción de tu día. Deja que el positivismo entre tu día con las oraciones positivas para subir el ánimo que te planteamos. ¡Qué no te falte la alegría!

Oraciones positivas del día

  • Si bien te caigas de bruces, siempre y en todo momento hazlo hacia enfrente.
  • En el momento en que más adelante mires atrás, te arrepentirás de aquello que no hayas hecho; de las experiencias que no has vivido; de los sueños que no has cumplido por el qué afirmarán o por el temor. No dejes que te venza: sal de tu región de confort; ensúciate las manos y la cara; ríe, sueña y vive.
  • El futuro va a ser de esos que sueñen a lo grande.
  • El hombre positivo ve ocasión en la contrariedad, el fatalista ve contrariedad en la posibilidad.
  • En el momento en que decidas realizar algo, hazlo con tus fuerzas.
  • Eres más esencial que las situaciones que te cubren. Con tu actitud y tu trabajo, lograras cambiar cualquier sorpresa que te depare el destino.
  • Es preferible reírse de la vida que apiadarse de ella.
  • La alegría de la vida es dependiente de la alegría de tus pensamientos.
  • La manera más óptima de ser feliz es procurar llevar la alegría a otros.
  • La única persona que andas destinada a ser, es la que tú decidas ser.
  • La vida es un grupo de enseñanzas que tienen que vivirse para comprenderse.
  • Los humanos tienen la posibilidad de cambiar su destino mudando su actitud frente a la vida.
  • Si la cabeza de un hombre puede concebirlo, se puede poder.
  • Es preferible esforzarse por hallar un valor antes que un éxito; por el hecho de que el éxito es efímero, pero aquello que nos ofrece valor no se pierde nunca.
  • El auténtico sendero al éxito es el que no se llena de disculpas.
  • La mala suerte es la explicación de los mediocres. La fortuna no existe, es la persistencia, el ahínco, la capacitación y el trabajo lo que te dejará lograr tus sueños.
  • Lo mucho más bien difícil es tomar la resolución de accionar, el resto es perseverancia para no dejar de llevarlo a cabo.
  • Cada golpe nos acerca a nuestro propósito.
  • Solo una candela puede prender otros miles sin acortar su historia. Comunicar la alegría no la reduce, sino amplía sus fronteras.
  • Si planeas la derrota no obtendrás la victoria.
  • Cada fracaso es una lección que debíamos estudiar.
  • Mantente cara al sol y de este modo no vas a poder ver tu sombra sombra.
  • Mereces exactamente el mismo amor y aprecio que cualquier otra persona de este planeta. No te conformes con menos.
  • No confundas una derrota puntual con la derrota final. Prosigue peleando hasta poder tus sueños.
  • Si solo piensas en lo que podrías estar viviendo, te vas a perder lo que andas observando. No dejes que los sueños por lograr te impidan gozar de las alegrías con las que te llama la atención tu sendero.
  • Ser desgraciado es un hábito; pero ser feliz asimismo lo es: escoge como deseas vestir.
  • El fracaso es la posibilidad de reiterar el intento con mayor conocimiento y también sabiduría.
  • Si cambias la manera en la que ves las cosas, las cosas acaban mudando para ti.
  • No afirmes en voz alta nada de ti y evitarás que se transforme de todos modos.
  • No llores por lo dejado atrás, sonríe con lo que está por venir.
  • No poseas temor a vivir la vida. Es la aventura más esencial que vas a tener y vale la pena vivirla al 100 %.
  • Ríete, y el planeta te va a acompañar. Llora, y solo tú te mojarás la cara con lágrimas.
  • Que no te desanime la vida. Todos y cada uno de los que en este momento tienen éxito tuvieron un inicio.
  • Si no esperas nada de ti, no lograras realizar nada. Ponte misiones inaccesibles y conviértelas en alcanzables.
  • Si algo no disfrutas, cámbialo. Si no consigues editarlo, trata de cambiar lo que piensas sobre ello.
  • Utiliza el mal como gasolina para tu viaje. Quema los temores y las adversidades para seguir hasta tu destino.
  • Los inconvenientes desaparecen en el momento en que los encaramos.
  • Lo que detestamos de nosotros mismo es igualmente real que lo que mucho más nos atrae de nosotros.
  • Si puedes soñarlo, vas a poder conseguirlo. Nada es realmente difícil si luchas por alcanzarlo, si haces lo irrealizable por transformarlo en viable.
  • Solo termina estando vencido aquel que cree ser derrotado antes de empezar la guerra.
  • El planeta puede ser negativo, pero está en tu cabeza transformarlo en algo mejor.
  • Al poner en riesgo no pierdes nada, pero al no poner en riesgo seguramente nada vas a ganar.
  • Jamás pierdas el objeto de tus sueños: pelea por lograrlo, persiste en el intento, esfuérzate por alcanzarlo y, en el final, el anhelo se transformará de todos modos.
  • Si tienes temor a alejarte de la costa jamás atravesarás el mar.
  • Si consigues encararte a tus inconvenientes, conseguirás aproximarte a la alegría.
  • Tu mejor obsequio es prestarte atención a ti.
  • Es tu actitud y no tu aptitud lo que establece tus opciones de éxito o fracaso. Hasta el mucho más grande de los genios va a quedar en nada si no sale de su cama.
  • Por mucho más dura que sea la tormenta, siempre y en todo momento regresa a relucir el sol.
  • Vas a poder tener cuanto quieras si rechazas tu temor a no poder conseguirlo.
  • Ten en cuenta que el desgaste que genera el río en la roca no lo genera la fuerza del agua, sino más bien la persistencia de la corriente.
  • Ten en cuenta que tras el invierno siempre y en todo momento llega la primavera.
  • Tras cada tormenta, sale el sol. Tras cada inconveniente hace aparición una solución.
  • La vida no tiene que ver con tener y conseguir, sino más bien de ofrecer y ser. Si das lo destacado de ti, si eres la mejor versión de ti, nada se te puede criticar. Nada te debe dañar.
  • La vida es eso que pasa mientras que piensas en lo que no tienes y en lo que deseas.
  • Si prosigues diciendo que las cosas van a salir mal, te convertirás en profeta.
  • El viento ha sacudido todos y cada uno de los árboles, pero solo rompe los que se sostienen recios por temor.
  • Hay un proverbio japonés que afirma que si te caes siete ocasiones, tienes que levantarte ocho. Aprende de los fallos y prosigue tu sendero.
  • Que absolutamente nadie te realice sentir menor que absolutamente nadie.
  • Mantén los ojos libres, frecuentemente lo mucho más fácil va a ser lo que mucho más felicidad te dé.
  • Si te admites a ti, así como eres, vas a poder cambiar aquello que no disfrutas.
  • El más destacable instante para plantar un árbol fue hace 20 años; el segundo mejor es justo en este momento.
  • Una vida sin investigar, sin evaluar, sin errar, es una vida que no merece vivir.
  • El tiempo es tan con limite que no vale la pena perderlo pensando en lo que podría ser y no fue. Diviértete con cada segundo, sonríe a la vida, si bien esta te retire la mirada. Pelea por hallar tus sueños, transforma tus sueños en tu destino y pasea por la vida hasta conseguir tus objetivos.
  • La prisión mucho más grande es la que está llevada a cabo de recuerdos negativos. Crea nuevos recuerdos, llena de felicidad tus álbumes de fotografías; llena de color el cuaderno de tu vida y romperás los barrotes que te aferran a la tristeza.
  • La infelicidad no nace de quién eres, ni de dónde andas ni tampoco de lo que tienes. La infelicidad nace de meditar en lo que quieres y no has logrado lograr. Pelea por hallar tus objetivos, no te presiones por no lograrlos el día de hoy, y te acercarás a la alegría.
  • En el momento en que te comenten que es imposible, toma aire y brinca hacia enfrente. Ten en cuenta que el paso inicial para volar es espantar los pies del suelo.
  • Para ser fuerte no es requisito alzar bastante peso: es suficiente con alzar el peso propio toda vez que nos caemos.
  • Tienes que vivir contigo cada día de tu vida. Aprende a respetarte y quererte. Valora lo bueno que tienes, reconoce tus fallos con humildad y capacidad tus dones sin insolencia. Eres, y siempre y en todo momento lo vas a ser, el más destacable sostén para tu vida.
  • No dejes que el fracaso ahogue tus días. Aprende de cada uno; transforma en victoria la derrota; convierte tus situaciones hasta hacerlas a tu imagen y semejanza. Sé lo que quieres ser y conseguirás ser feliz.
  • La alegría no es tener todo cuanto queremos, sino más bien vivir sin el anhelo de querer lo que no contamos.
  • El destino escoge quién entra en tu vida, pero tú tienes el poder de espantar de ella a quienes no te aportan nada positivo. Los amigos son el más destacable sostén en tu sendero, pero esos que en el momento en que te pongan zancadillas en tu caminar: corre. Distánciate de quienes tratan de obstaculizar tu sendero y consigue tu propósito.
  • Es tu luz interior la que exhibe la excelencia que reflejas.
  • No cuenta tus años de vida sino más bien la vida de tus años.
  • Con una sonrisa, vas a ganar amigos; con el cerro fruncido solo va a tener arrugas.
  • Sal de tu región de confort, allí hallarás la vida.
  • Hay un proverbio chino que afirma:
  • ‘Si deseas felicidad a lo largo de una hora, duerme una siesta.
  • Si deseas felicidad por un día – ve a pescar.
  • Si deseas felicidad por un año, heredar una fortuna.
  • Si deseas felicidad para toda la existencia, contribuye a otra persona’.
  • Cuanto mucho más obscura es la noche, mucho más se ven las estrellas. Deja que en los peores instantes salga a resplandecer lo destacado que ocultas en tu interior.
  • Como las cometas, deja que tu vida se levante contra el viento.

Oraciones para subir el ánimo

  • No supongas en las desgracias sino más bien en la hermosura que te prepara el nuevo día.
  • Al levantarte cada mañana ten en cuenta que estar vivo, meditar, gozar y querer es el mayor privilegio que tenemos la posibilidad de tener.
  • En ocasiones es preferible abandonar lo bueno para conseguir lo destacado
  • Cuanto mayor sea el reto que te impongas, mayor va a ser la satisfacción de lograrlo.
  • Determinar el propósito a conseguir ha de ser el punto de inicio de cada día.
  • Hasta la noche mucho más negra acaba al salir del sol.
  • Si no disfrutas el sendero que te espera, empieza el día mudando de camino.
  • Si hiciésemos en un día todo cuanto somos capaces de llevar a cabo, nos asombraríamos de nosotros.
  • Utiliza el mal como una piedra en tu sendero períodico, pero no como una parada obligada.
  • Los inconvenientes son como el martillo del herrero: si somos de cristal, nos rompen; pero si somos duros como el hierro, nos moldea.
  • Si la tristeza de ha invitado a pasar el día con ella, recuérdale que quedaste con la alegría.
  • Tienes 2 opciones: batallar por lograrlo o aguardar a que llegue a ti. Si esperas, es posible que nunca alcances tus sueños.
  • Levántate y también inténtalo y, si fracasas, regresa a procurarlo. Pero no renuncies a hacerlo.
  • La una gran diferencia entre tener un día bueno o malo es la actitud con la que te levantas.
  • Si tienes el valor bastante, vas a poder lograr tus sueños.
  • El día de hoy es el más destacable instante para empezar a ser lo que quieres ser más adelante.
  • Empieza tu sendero el día de hoy, aquí y con lo que tienes. Haz lo que logres, y el éxito va a venir después.
  • Nunca te arrepientas de tus cicatrices, son medallas por las victorias ganadas cada día.
  • El viaje mucho más largo empieza con un solo paso.
  • Si te levantas con inquietudes para volar, jamás vas a poder llevarlo a cabo.
  • Este día tienes 2 opciones: desanimarte o motivarte, pero solo tú puedes elegirlo.
  • La auténtica felicidad es gozar del el día de hoy, sin meditar en lo que va a traer el futuro.
  • No dejes que lo que te circunda te controle, siempre y en todo momento puedes cambiar tus propias situaciones.
  • Deja que una sonrisa cambie tu rostro para toda la vida.
  • Únicamente una cosa te va a impedir hallar tus sueños: el temor al fracaso.
  • Escoge qué realizar transcurrido un tiempo que te queda. Explota el día y no dejes que el ayer te no permita gozar del el día de hoy.
  • Sonríe, por el hecho de que cada minuto de tristeza te hurta una hora de felicidad.
  • Que la preocupación te lleve a la acción, pero no a la depresión.
  • El mayor reto del día no es eludir caernos, sino más bien levantarnos tras cada caída.
  • El el día de hoy no establece hasta dónde vas a llegar, solo el sitio en el que empiezas tu sendero.
  • Una actitud efectiva te ofrece poder sobre lo que te circunda e impide que tus situaciones terminen por seleccionar por ti.
  • Da tu primer paso en este momento: si bien no mires el sendero va a ir mostrándose según adelantos.
  • Andas en el sitio al que te han traído tus pensamientos, escoge dónde deseas estar mañana y anda hasta allí.
  • Vive la vida como la imaginas cada noche.
  • Para eludir caer en la infidelidad, impide meditar bastante anteriormente.
  • Acuéstate cada noche habiendo aprendido de tus descalabros.
  • No hay misterios para el éxito. Este se consigue preparándose, haciendo un trabajo arduamente y aprendiendo del fracaso.
  • En el momento en que salgas a caminar, por el largo camino de la vida, ten en cuenta que absolutamente nadie halla su sendero sin examinar, sin perderse, sin haber vuelto en algún momento sobre sus pasos. La única derrota es sentarse a aguardar que alguien te coja de la mano y te conduzca por ‘su’ sendero.
  • Tienes que pelear por el hecho de que el planeta te precisa el día de hoy y todos y cada uno de los días de tu vida.
  • Tú decides de qué manera acabará el día de hoy tu día: con una promesa sin final o un final sin promesa.
  • Absolutamente nadie nació sabiendo. Trabaja duro y vas a poder hallar todo cuanto te propongas.
  • Desde pequeño tuviste una estrella acompañándote. Aprovéchala ahora vas a hacer enormes cosas.
  • ¿Sabes qué siempre y en todo momento tienes que tener presente? Que solo contamos una vida y que hay que aprovecharla ocurra lo que ocurra. Exprímela y se feliz.
  • El sendero de la vida jamás acaba, pero, ¡Qué satisfactorio es ver todo cuanto se ha paseo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *