Las MEJORES oraciones de CANCIONES

Mejores oraciones de canciones

¿Cuánto tiempo mucho más puedo estar deseando besarte antes de explotar?

¿El temor a hacerme daño? Me lo haces toda vez que piensas que me lo andas economizando.

¿Por qué razón los presidentes no luchan en la guerra? ¿Por qué razón mandan siempre y en todo momento a los pobres?

Ámame u ódiame, te prometo que no me vas a tener ni terminarás conmigo.

Como un domingo en cama toda la mañana… Se encontraba enamorada.

Como unos labios sin beso, una pareja sin sexo o una parada de sobra.

En el momento en que te logre la pena, no cierres los ojos. Si lo haces no vas a poder ver la luz del sol.

De tanto proseguir las huellas de los pasos que no hemos proporcionado, tomamos de la botella y cuando menos nos entretenemos.

Dejaste que el cariño se consumiera. Mi corazón por el momento no te forma parte.

Desordenarte deseo, alborotar tu pelo, ser tu candela de sangrante y tu noche de desvelo.

Dime dónde andas, que te deseo ver y omitir esta mala hora.

El los pies en el suelo es el menos común de los sentidos.

El tiempo me hizo mucho más fuerte. Por el momento no eres una parte de mis pensamientos.

Emancípate de la esclavitud de la cabeza. Absolutamente nadie mucho más que tú puede dejar en libertad tu pensamiento.

En la vida siempre y en todo momento hay inconvenientes. Pero si te preocupas por ellos, se multiplican por 2.

Éramos tan contentos… Aun en el momento en que nos reíamos en la cara del riesgo.

Es un gato rebelde que anda medio enamorado de la señorita rock&roll.

Este es el instante de olvidar lo que nos apartó y meditar en lo que nos une.

Esto podría ser el desenlace, conque… ¿por qué razón no vamos a algún ubicación que solo nosotros conozcamos?

Cansado de obtener en mercadillos y almacenar en los bolsillos lo que tú en la papelera.

Hay diferentes estaciones de conmuevas y, como el viento, vienen y van.

Hay un hombre de las estrellas aguardando en el cielo, que le agradaría venir a conocernos, pero él piensa que volaría nuestra cabeza.

El día de hoy voy a ir a donde me lleven mis zapatos, pero esperemos me lleven hasta ti.

Procurarán traficar con drogas que nos contengan a todos idiotizados, y aguardarán que jamás sepamos la realidad.

De forma lenta mi mundo se hace etéreo y viajo a un planeta en el que no existe
otra cosa que no sea su cuerpo.

Levántate y toma nuevamente el poder, es hora de que los peces gorditos
padezcan un ataque al corazón.

Mírame a los ojos: es aquí donde se ocultan mis diablos.

Muerdo el agua por ti. Te deslizas por mí. Y jugamos a ser 2 gatos que no se desean reposar.

No eres la muchacha de mis sueños, te lo advierto. Vas a ser la de mi vida si me sostienes despierto.

Da igual lo cerca que estés, siempre y en todo momento andas bastante lejos.

No me importa que te tomes tu tiempo, pues voy a ser tuyo si tú eres mía.

No deseo recuerdos de no haberlo intentado anteriormente.

Es imposible bailar con un demonio subido a la espalda. Conque sacúdete y déjalo ir.

No sé qué pinto yo aquí, ha dicho un torito en la arena, si solo deseo vivir…

No te deseo retener, si te ofrece el punto, te marchas, y si bien, me mires ver, baila como tú desees bailar.

Nuestro amor es como una canción, pero tú por el momento no volverás a cantar.

Otra promesa, otra semilla, otra patraña empaquetada para sostenernos
atrapados en la avaricia.

Creía que se encontraba desquiciado sin más ni más. En este momento sé que estoy orate por ti.

Pero todo terminó y lo de menos es buscar una manera de comprenderlo.

Considera que si un día ella no está echarás de menos hasta su caminar, su despertar, su forma de charlar, su mal humor, su estar mejor, su pelo y su voz.

Por el hecho de que no hay infierno ni hay cielo, solo nosotros y nuestros cuerpos.

Quiero reír con los pecadores antes que plañir con los santurrones. Los pecadores son considerablemente más entretenidos.

Que el aire es de cristal, que puede reventar, que si bien parezca extraño te deseo comer desaforadamente.

Qué electricidad, vaya conexión, la cooperación de alta tensión.

Qué mucho más le da si desea soñar pero cierra sus ojos al despertar.

Saqué una pistola y disparé contra todos y cada uno de los hombres buenos.

Sé que es realmente difícil que la envidia haya manchado tantas manos, pero podría ocurrir.

Va a ser que la soledad es compañera que no me hace compañía y me acompaña a donde desee que va.

Si no andas preparada para procurarlo, antes de enamorarme quiero dejarlo.

Si oyes a un niño preguntar por qué razón el sol viene y se marcha, dile pues en esta vida no hay luz sin obscuridad.

Si debes irte, ten en cuenta que el teléfono marcha en los dos sentidos.

Somos bastantes y no van a poder pasar sobre la vida que deseamos heredar, donde no tenga temor de decir lo que pienso.

Somos los que hacemos cada días un poco más refulgente que el previo.

Te miro en el momento en que no me miras y dejo tu mirada llena de miradas mías.

Te reto a que me conviertas en la primera y la única en tu vida.

Tienes en los ojos girasoles y en el momento en que me miras soy la estrella que mucho más reluce.

Tu corazón inmóvil está a puntito de partirse en millones de colores.

Tú fuiste mía y, mira, te pusiste cómoda: tú, que eras mi ninfa, te volviste una ninfómana.

Tú y yo somos iguales. No entendemos ni nos importa de quién es la culpa.

Un día mucho más va a entrar por la puerta y yo me habré ido por la ventana.

Un héroe de guerra. ¿Es eso todo cuanto ven? Solo medallas y temores. Van a estar jodidamente orgullosos de mí.

Vistas como vistas, falda o pantalón, no te me disfraces, para la ocasión.

Y esta noche por fin vamos a poder decir que juntos somos insuperables

Y pierdo la conciencia en el momento en que escucho como afirmas: “que sea cierto el nunca

Y si prosiguen jugando contigo y tus hijos vamos a tener mucho más juguetes rotos.

Por el momento no es esencial quién tiró la primera piedra por el hecho de que las próximas enterraron mi alma de pies a cabeza.

Yo que de un salto al vacío llegué sin mancharme al centro de la tierra, y en medio sendero crucé a Julio Verne agotado de caminar… mira de qué manera tiemblo en tu abrazo.

Yo acostumbraba a meditar que la vida es un juego y la verdad es que aún lo creo.

Estados para Whatsapp de canciones

¡A dieta de dietas, panceta en la ensalada!

¿De qué forma tenemos la posibilidad de ganar si los idiotas tienen la posibilidad de ser reyes?

¿Quién desea apoderarse el planeta?

¿Quién desea un dios que duerme en su trabajo?

“Joder, te deseo” como fin de cualquier discusión.

En este momento sé que eres mi última promesa.

Alza tu cerveza y ofrece por la independencia.

Aún no apagues la luz, deseo verla en tus ojos relucir.

Ofrece por todas y cada una ocasiones que te equivocaste.

Cada golpe que le brindaron era una cuenta atrás

Caen rodando, abrazados y mordiéndose los labios.

Con las piedras que me lanzan hago yo mi pared.

Confío tanto en ti que voy a dejar que me traiciones.

Deja de hacerme cuestiones, odio verte plañir.

Déjalo ahora, sabes que jamás has ido a Venus en un barco.

Dinero maldito, te odio y te necesito.

El aire se transporta tus secretos hacia el sur.

El cariño es una explicación para argumentar la condición humana.

El cariño no se escoge.

El cariño sin independencia dura lo que un estornudo.

El morirse de risa es la desaparición mejor.

En la espumita de un capuchino yo vi el sendero y aquí está el tío.

En los árboles se escuchan voces de tiempos recónditos.

En tu temor, solo buscas la paz. En su temor, solo buscas amor.

En tu silencio habita el mío.

Eres mi fruta preferida.

Eres tú el obsequio mucho más grande.

Eres hermosa, da igual lo que comenten el resto.

Es extendida la carretera en el momento en que uno mira hacia atrás.

Aguardar es perder el tiempo para la multitud como yo.

Quisiera que en el momento en que brinques no te asuste la caída.

Estas guerras no se tienen la posibilidad de ganar.

Este cuarto es pequeñísimo para las cosas que sueño.

Fue ver y amanecer.

Fue un amor tan ciego que enseguida lo vi claro.

Eligió caminar hacia lo salvaje.

Hay que cambiar las espadas por rosas.

Hay que ser valeroso, amigo. Yo debo volar.

Hay tantas cosas, yo solo necesito 2: mi guitarra y vos.

El día de hoy has vuelto a salvarme la vida y tú sin saber.

El día de hoy te toca ser feliz.

Junto mis manos y rezo para ser solo tuya.

La curva mucho más hot de una mujer es su sonrisa.

La historia se reitera constantemente.

La timidez es una manera de egoísmo.

Las cartas boca arriba, tus manos en mi lengua.

Las inquietudes van a tratar de doblegarte, desata a tu corazón y tu alma.

Magia es verte sonreír.

Me habría encantado llegar antes a tu vida.

Menos mal que existes y no debo imaginarte.

Mueran de risa en clase o en misa.

Nada se pierde. Todo se convierte.

Absolutamente nadie te echará de menos menos tú.

Absolutamente nadie tiene la culpa de tu mala suerte.

Niña, juguemos con fuego y observemos la noche arder.

No critiques lo que no puedes comprender.

No voy a dejar que te aproximes lo bastante para herirme.

No hay marcha en Novedosa York y los jamones son de york.

No pierdas el tiempo o el tiempo te echará a perder.

No deseo un final feliz, solo deseo serlo.

No te conseguí olvidar… ni lo procuré quizá.

No tenéis ni la más remota idea de lo prominente que puedo volar.

Nuestros viejos héroes se transforman en polvo.

Podrías aun apagar las estrellas.

Por ir de flor en flor acabaste con un capullo.

Prohibidores a prohibir. Nosotros a desobedecer.

Que absolutamente nadie afirme hasta dónde puedes llegar.

Siempre y en todo momento andas conmigo en una dimensión lejos del olvido.

Oraciones cortas de canciones

Acuérdate de dejarla ingresar en tu corazón.

Ciertas cosas cuestan mucho más de lo que te percatas.

Aún eres bastante joven y requieres mucha atención.

Aun si caen bombas del cielo el sol no dejará de relucir.

Botas de terciopelo y nubes de caramelo cubren el sol de agosto.

Con un beso de salve, acompáñame a estar solo.

Dame la mano. Juntos lo superaremos. Te lo juro.

Permíteme caer por la ventana con confeti en el pelo.

Discúlpame mientras que beso el cielo.

El centro de mis ojos es el centro de un terremoto.

El juego que tú comenzaste lo acaba mi historia.

Es jocoso meditar en de qué forma la independencia puede contenernos.

Posiblemente sea dependiente a las despedidas.

Especialista en hacerse daño, la vida le quema hasta matar.

La tristeza es sin limites en sus ojos de gacela.

Le di mi corazón, pero ella deseaba mi alma.

No me afirmes que la conoces si jamás la viste plañir.

No dejes que tus ojos se nieguen a conocer.

No deseo enamorarme, pero tú me andas forzando.

No tienes idea lo que tienes hasta el momento en que lo pierdes.

No voy a vivir eternamente. ¡Es en este momento o jamás!

Que cada te deseo con que mentiste se te clave en el alma.

Que la hermosura no sea integral ni la vida baja en calorías.

Que no te frenen los temores pues terminarás odiándote.

Quién detiene palomas al vuelo volando al ras del suelo.

Deseo despertar y omitir esta mala hora.

Deseo que nos subamos al cielo.

Quisiese ser, y no puedo, en tu boca caramelo.

Sentenció con un portazo y no la vieron jamás mucho más.

Vas a ser favorecido si no deja de doler.

Si dios logró la manzana fue para morder.

Si andas conmigo, jamás voy a tener temor.

Si me sueltas entre tanto viento, ¿de qué forma voy a seguir?

Si deseas las estrellas, vuelco el cielo.

Si te das a mí jamás vas a estar equivocada.

Siendo tan pequeño el cosmos de qué forma pudiste caber allí.

Sobreviviré mientras que sepa de qué forma querer.

Solo es humo su recuerdo entre latas de cerveza.

Solo requerimos un poquito de paciencia.

Solo soy un hombre, no un héroe.

Somos los héroes de nuestro tiempo.

Soy un chaval malo pues jamás la eché de menos.

Te deseé enserio, pero en este momento es tiempo de marchar.

Tenías el gusto de todos y cada uno de los helados.

Tenías razón: voy a terminar contigo.

Tiene mucho más de cien cuentos ocultos bajo su falda.

Todas y cada una de las voces en mi cabeza dicen “no”.

Todo lo que es necesario para ti es amor.

Todo cuanto tengo te lo voy a dar únicamente a ti.

Mi cosmos fue vendido al mejor postor.

Tú y yo debemos batallar por nuestros derechos.

Van como locos, no les importa lo que piensen.

Vence a la piedra con la tijera.

Veo a quien deseo ser en la mirada de mi hija.

Regresa a poner en riesgo. Yo apostaré por ti.

Y en este momento has perdido la única cosa que te hacía sentir vivo…

Y me digo de nuevo qué fantástico es el planeta.

Y no me voy a dar por vencido, pues yo escojo combatir.

Y tú que no ves que deseo continuar comiéndote a besos

Yo no deseo ni contigo ni sin ti.

Yo deseo un disfraz de nube y volar a otro mundo.

Vive, vive y no te arrepientas de nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *