Contar con el colchón y las almohadas adecuadas

De más esta decir que el colchón juega un papel fundamental para el descanso, en especial cuando es una pareja que duerme sobre él. Lo primero, es que el colchón debe ser grande, para tener el espacio suficiente para moverse y estirarse. También, al configurar tu relleno nórdico puedes hacerlo aún más cómodo.

Además, el colchón debe ser suave y ergonómico para que el cuerpo se logre relajar al máximo y que sea el colchón que se amolde a la columna y no al contrario. Por otro lado, las almohadas también deben ser suaves y ligeras, preferiblemente con poco relleno para evitar que el cuello se resienta, sin olvidar que cada persona debe tener la suya propia.

Tener sabanas individuales

Compartir las mismas sabanas es bastante acogedor, ya que podemos sentir muy de cerca a nuestra pareja, sin embargo, no es lo recomendable al dormir porque cuando una de las dos personas se mueve, puede quitarle parte de la sabana a la otra, lo cual interrumpiría su descanso, por eso, lo mejor al dormir es que cada persona tenga su sábana.

Prepara la habitación para dormir

Para que nuestro cerebro y cuerpo descanse toda la noche, primero debe ambientarse la habitación, es decir, tender la cama correctamente y poner sábanas limpias.

En caso de que a ti o a tu pareja les cueste dormir bien, poner música relajante puede ser la solución. Otra sugerencia es leer algún libro con tu pareja, lo cual es perfecto para mantenerse alejado de las pantallas antes de dormir.

Tener sexo

Estudios demuestran que tener sexo antes de dormir ayuda a conciliar mejor el sueño, ya que tanto el cuerpo como el cerebro se relajan, lo cual sucede cuando se tiene al menos un orgasmo. Esto además de ayudarte a descansar fortalecerá los vínculos amorosos con tu pareja.

Conversar antes de dormir para liberar la ansiedad y el estrés

Nada mejor que conversar con el amor de tu vida antes de dormir. La noche es un buen momento poder expresar sentimientos, opiniones e incluso los problemas y dificultades del día. Liberar todo el estrés y carga emocional que se ha acumulado por el trabajo, el dinero, la familia o cualquier otra causa, ayuda a que el cuerpo se relaje, sintiéndose como si literalmente se quitara una carga.

Expresar amor y cariño antes de dormir

Acariciar a tu pareja le ayudará a relajarse, lo cual también se logra cuando se expresa amor y palabras bonitas antes de dormir. Por eso, siempre que sea posible, debes evitar irte a la cama estando enfadado con tu pareja, esto incrementará los niveles de adrenalina lo cual a su vez aleja el sueño.

Lo más recomendable es siempre resolver los problemas antes de dormir, para que el ritmo del sueño no se vea alterado y se reduzcan los niveles de estrés.

Usar tapones para los odios

Los tapones para odios serán tu mejor aliado si tú y tu pareja tienen ritmos de sueño diferentes, por ejemplo, si te duermes muy temprano y tu pareja más tarde porque trabaja, ve películas, lee o sencillamente le cuesta conciliar el sueño.

Para evitar que su rutina interfiera en tus horas de sueño, puedes usar tapones para odios, los cuales aislarán completa o parcialmente el sonido, para que puedas dormir cómodamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

gacor

gas