Cómo manejar los nervios de la primera cita y las cosas que hacer para ponerse nervioso

¡Todas se ponen nerviosas antes de una cita!

Es un hecho bien conocido que todos se ponen nerviosos y preocupados antes de una primera cita, la presión de ser exactamente lo que están buscando y ser lo suficientemente interesantes para ellos es un temor común. Y aunque esto es común, no muchas personas hablan de eso en ese momento. Abraza los nervios, ya que obviamente muestra que te importa y no dejes que te afecten por la noche. Tenemos algunos consejos rápidos para ayudarlo a relajarse un poco y disfrutar la fecha de lo que es.

La primera fecha de nerviosismo y cómo abordarlas.

Las primeras inquietudes de la fecha pueden golpearlos a todos a la vez o acumularse en los días previos al gran día, de cualquier manera, desea aplastarlos para que pueda disfrutar. Ahora, esa pequeña voz en tu cabeza puede decirte que canceles o pospongas la fecha porque no estás listo. O podría decirte que no aparecerán, o te burlarás de ti mismo. ¡Ignora esto!

Obviamente, acordaron la fecha, por lo que quieren ir y aparecerán, la cancelación los pospondrá y nunca tendrá la oportunidad, y también aceptó esta fecha para estar inconscientemente listo. Aquí hay algunas cosas para recordar cuando aparecen estas inquietudes anteriores a la fecha.

¡Ellos también están nerviosos! No sabemos cuántas veces necesitamos decirte esto, pero también estarán nerviosos. Todos lo hacen si aún no has recibido ese mensaje. Es completamente natural y humano ponerse nervioso para una cita y estos sentimientos pronto pasarán una vez que haya tomado ese primer trago o la primera risa. Solo confía en que solo puede mejorar.

Recuerda que es solo una cita. Esta no es una entrevista de trabajo, esta fecha no decidirá si obtienes la casa de tus sueños o determinarás si eres una buena persona o no. Relájate. Son simplemente dos adultos que se conocen para decidir si se sienten románticos el uno con el otro. ¿No funciona? No importa. Simplemente pasa al siguiente.

Lo que vistes puede ayudar a tu confianza. Una cita es un buen momento para descubrir ese atuendo en tu guardarropa que siempre logra hacerte sentir muy seguro de ti mismo. Asegúrate de limpiarlo antes del día para que estés fresco como una margarita y listo para impresionar.

Si alguien sabe a dónde va y qué planea hacer, ya tiene esa capa adicional de protección. Es importante soltarse en una cita y relajarse en su compañía de citas. Si un amigo es consciente de sus movimientos exactos y de lo que planea hacer esa noche, puede vigilarlo y hacer controles regulares. Esto solo ayudará a que la fecha sea más fluida ya que estarás más involucrado en lo que está sucediendo.

Como ponerse nerviosa

Cómo no estar nervioso por una cita no es algo que nos enseñen en la escuela y, como resultado, es algo que tenemos que aprender por nuestra cuenta. No puede eliminar por completo la inquietud de la primera cita, pero hay maneras de calmar sus nervios antes de una cita que le permitirán disfrutar un poco más.

Date suficiente tiempo para prepararte. No hay nada peor que estar nervioso por una cita y luego tener que salir corriendo por la puerta porque no se dio el tiempo suficiente para prepararse. Piensa en cuánto tiempo te toma prepararte por la mañana y date el doble de eso. Ser capaz de llevar a cabo su rutina de una manera relajada le calmará los nervios y le recordará que esto no es algo de lo que deba preocuparse.

Recuerda por qué vas a esta cita. Ahora no irías a una cita con alguien si no te atrajera. Así que recuerda sus buenas cualidades mientras te preparas para una cita y por qué te atraen. Esto solo lo ayudará a relajarse, ya que agregará un propósito a la incomodidad inicial que pueda sentir.

No tienes que quedarte. Si llegas allí y son súper ofensivos y horribles, no tienes que quedarte. No firmó un contrato para decir que se quedará durante toda la fecha, así que lo que lo mantiene allí. Recordarse antes de la fecha en que puede irse en cualquier momento puede ayudar a calmar sus ansiedades.

Cosas para recordar sobre los nervios de la primera cita

¿Hemos mencionado que todos se ponen nerviosos antes de una primera cita? Una forma segura de superar los nervios es recordarte a ti mismo que no te sentirás así siempre. Esta puede ser la primera cita con alguien, pero después de eso, será la segunda y luego la tercera, y así sucesivamente. Cada vez será más y más fácil y antes de que te des cuenta, simplemente se siente como pasar el rato. Debes tener una primera cita para llegar a lo bueno, así que recuerda que estos nervios de la primera cita siempre valen la pena.

Otra forma de calmar los nervios antes de una cita es recordar que si no funciona, ¿a quién le importa? Al final del día, no estás comprometido con ellos de ninguna manera, así que si no te gustan, no vuelvas a salir con ellos.

Con suerte, ahora estás un poco más al tanto de cómo manejar la primera cita y cómo calmar tus nervios. Deben disfrutarse las fechas y si pasa todo su tiempo preocupándose por otras cosas, no estará presente en el momento. Es fácil quedar atrapado en las pequeñas preocupaciones, pero solo tenga en cuenta por qué está en la cita y que puede irse cuando quiera. Simplemente abrace los nervios y tenga en mente que esto pasará y será más fácil con el paso del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *