▷ Recopilatorio De Cartas De Amor Románticas 【PARA DEDICAR】

Cartas de amor para tu novia

Nunca pensé llegar a sentir lo que en este momento siento, ya que he visto a muchos fracasar en el cariño, que decidí no tomar ese peligro. No obstante, todo eso cambió en el momento en que te conocí, ya que sin estimar y sin pensarlo, entraste a mi vida y acabaste robándote mi corazón.

De ahí que, el día de hoy no tengo temor de decir que cupido me ha flechado y que estoy completamente enamorado, ya que tú me has probado que el cariño puede ser real y que no se debe ofrecerle la espalda con lo que le haya ocurrido a terceros.

Gracias por enseñarme lo bello que es querer.


Mi corazón late mucho más veloz toda vez que te miro, toda vez que oigo tu voz, toda vez que beso tus labios y, si bien quizás no sea sano, debo aceptar que es la sensación mucho más excepcional que he tenido en mi vida.

Tú repletas mi planeta de alegría, me erizas la piel, haces que mis manos suden y que mis labios no sean capaces de esconder una espléndida sonrisa, y eso solo me hace comprender que me he enamorado como un niño y que estoy al filo del desvarío por causa de tu amor.

Si caigo en la disparidad, va a ser tu culpa, ya que no hay razón que controle a este corazón.

Te amo.


Solo Dios sabe cuánto te amo y las muchas madrugadas que vivo pensando en ti.

Me pierdo de solo imaginar tu mirada, tus labios y el interesante hoyuelo que se hace en tu mejilla toda vez que te hago sonreír, y suspiro como lo realiza un hombre enamorado al meditar en la dueña de su corazón.

Tú eres mi inspiración, todo cuanto vivo y respiro, y cada pensamiento y cada sentimiento transporta grabado tu nombre. Pues tú has calado en todos y cada espacio de mi alma y he llegado a quererte como jamás había amado, y como solo Dios sabe que lo hago.

Cartas de amor para conquistar

En un planeta donde el cariño no es simple de conseguir, yo fuí el mucho más favorecido, ya que he tenido la enorme suerte de haberte encontrado y de mantenerse junto a ti, totalmente enamorado.

Qué esa la mía, por encontrarme en el sendero con un ángel como tú, que alumbra mis días y me hace apreciar cada segundo que me da la vida.

Le doy merced al destino por ponerte ante mí, ya que contigo tengo la posibilidad de ser realmente feliz.


Mi amor es para ti, ya que desde el instante en que te vi, supe que no hallaría un rostro tan especial que me brindara una sonrisa mucho más dulce y tierna que la tuya.

Eres todo cuanto siempre y en todo momento había soñado y ese sueño tan precioso se transformó en una fantástica situación el día en que te conocí. Desde ese momento, no he dejado de meditar en ti y en el inmenso deseo de estar junto a ti, por el hecho de que, si bien sé que aún tengo bastante que conocer, admito que de ti me he enamorado.

Solo te solicito la posibilidad de probarlo, a fin de que quizás, y con bastante fortuna, tú asimismo entregues tu corazón.


Mis días son mucho más contentos si tú andas en ellos, y todo alrededor consigue un sentido mucho más precioso en el momento en que ante mí te veo pasar; y sucede que eres como un rayo de sol que alumbra todo y a todos sin siquiera llevar a cabo un esfuerzo y, si te soy sincero, eso es lo que mucho más adoro de ti.

De ahí que, deseo solicitarte que jamás te alejes y que recibas el cariño que tengo para ofrecerte, en lugar de tu extraordinaria presencia y del brillo que irradias a mi ser. Pues el cariño y la luz son el complemento idóneo para encontrar eso que llaman felicidad.

Cartas de amor largas

Redactar cartas de amor no es una labor simple, especialmente cuando tienes tantas cosas que decir y no tienes idea siquiera por dónde empezar. No obstante, en el momento en que amas a alguien, merece la pena procurarlo y de este modo expresarle a ese ser tan particular lo que guardas en tu corazón.

El día de hoy, deseo procurar decirte lo que hay en el mío, y no es mucho más que amor desenfrenado por un individuo que, sin pensarlo, se transformó en mi razón de vivir. Esa persona eres tú, y si bien intente esconderlo, todo me delata en el momento en que estoy cerca de ti.

De ahí que, el día de hoy deseo decirte que es verdadera esto que siento, y que no pienso ocultarlo, por el hecho de que es tan enorme el sentimiento que me solicita ahora salir; y sucede que te amo, sí, te amo, y deseo ser yo mismo quien te lo afirme, en esta carta de amor que, si bien no me fué simple, transporta el sello de este enorme amor que siento por ti.


En el momento en que conoces a tu alma gemela, lo sabes, ya que algo en ti te ofrece la señal que precisas para entender que esa persona, a quien tus ojos contemplan, es la parte faltante para llenar el puzzles de tu corazón.

De este modo me sucedió en el momento en que te vi, ya que algo en mí se encendió y mi alma comprendió que eres tú a quien debo querer por el resto de mis días. De ahí que, el día de hoy deseo prometerte mi amor eterno y sincero por el hecho de que, si bien ni pienso procurarlo, sé que no hallaré a absolutamente nadie como tú.

Eres mi otra mitad, mi complemento especial, y mi único deseo es tenerte a mi lado, y que seamos uno por siempre y en todo momento y para toda la vida.

Te amo y te amaré toda la vida.


¿Qué sería de todo el mundo sin amor? seguramente no existiría, tal como no existiría yo si no te tuviese en mi vida.

Desde el instante en que llegaste a mí, cambiaste mi forma de meditar y de ver las cosas, y me convertiste en una mejor persona, con la capacidad de querer de manera incondicional y de ver la amabilidad hasta en los datos mucho más pequeños.

Merced a ti, soy un nuevo ser y puedo encararme al planeta, con la seguridad de que nada me falta ni me va a faltar, mientras esté contigo. Por esa razón deseo solicitarte que te quedes conmigo y que nunca te apartes de mi lado, por el hecho de que no he siquiera soñado de qué forma serían mis días si en ellos no te tuviese.

Deseo que sepas que te amaré hasta mi último suspiro y que solo voy a vivir para hacerte feliz. De ahí que quédate, cariño, quédate conmigo, y encendamos el planeta con la llama candente de nuestro amor.

Cartas de amor cortas

Los minutos y las horas se hacen cortas en el momento en que estoy junto a ti, ya que comentan que el tiempo se pasa volando en el momento en que andas con la persona que amas.

De ahí que, sé que estoy enamorado y que este corazón que antes era mío te ha elegido a ti como su único dueño.

Como ves, mi amor es tan tuyo como lo soy yo.


Quisiese tener el don de escribirte expresiones lindas de amor, a fin de que siempre y en todo momento tuvieses presente el sitio particular que ocupas en mi corazón.

No soy escritor ni poeta, pero por ti soy con la capacidad de lo que sea. Como exhibe de esto, te he escrito esta carta, ya que deseo que te des cuenta de que, solo por tenerte y quererte, me atrevo a ir alén de lo que nunca llegué a meditar.

Te amo.


He oído decir que el cariño te regresa orate, pero merece la pena caer en la disparidad si es por enamorarse de una mujer como tú; y sucede que no hay ninguna persona que me mire, me bese y prenda mi alma de la forma en que tú lo haces, de ahí que estoy presto a perder mi cordura y a entregarte todo cuanto soy.

Pues me has transformado en un ido enamorado y lo único que deseo es vivir encerrado en tu corazón.

Cartas de amor para tu novio

Siempre y en todo momento deseé tener junto a mí a un hombre bueno, sincero, humilde y amoroso, quien me acompañara en todos mis días y me diese su acompañamiento incondicional, tanto en mis tristezas, como en mis alegrías.

El día de hoy, tengo la fortuna de decir que a ese hombre encontré y que, para mi fortuna, le tengo junto a mí, dándome todo el cariño con el que siempre y en todo momento soñé y que en este momento es mi mucho más bella situación.

Ese hombre eres tú, cariño, y deseo ofrecerte las gracias por haberte cruzado en mi sendero y brindarme tu inocencia y tu lealtad. Quisiera que el destino nos sostenga siempre y en todo momento unidos y que seamos tú y yo por toda la eternidad.

Te amo.


No sé de qué manera decirte lo bastante que te deseo, ya que no hay expresiones suficientes que describan este bello sentimiento que tú has sembrado en mí desde el día en que te conocí.

No sé de qué forma decirte lo bastante que me importas y cuánto cambió mi vida desde el instante en que tú andas en ella, por el hecho de que te has transformado en la razón primordial que hace de cada día de mi vida el mucho más particular.

Deseo decirte tantas cosas y las expresiones no me alcanzan, de ahí que, voy a dejar que sean mis besos y mis caricias las que te comenten cada noche y cada día lo bastante que te amo.


Me he dado cuenta de que mi felicidad es junto a ti, por el hecho de que desde el instante en que llegaste, no hay un solo día en el que no sonría y mire la vida con alegría.

Por el hecho de que mucho más que moverme el piso, tú lo has detenido y hiciste que me dé cuenta de lo bello que puede ser el planeta en el momento en que hay amor en él.

De ahí que, deseo ofrecerte las gracias, ya que has abierto mis ojos a una exclusiva situación, mucho más bonita y particular, y te has transformado en el único culpable de mi felicidad.

Cartas de amor para tu amiga

El cariño no es solo para los amantes, ya que este enorme sentimiento va bastante alén del romance que viven los enamorados.

El cariño lo comprende todo, no sabe de límites ni de fronteras, y puede inmiscuirse en todos y cada uno de los corazones, sin salvedad alguna.

Y sucede que el cariño puede compartirse con cualquier persona, desde un marido o un novio hasta una madre o un hijo, y, evidentemente, puede llegar a sentirse por las buenas amigas como tú.

Te amo, amiga.


No acostumbro redactar cartas de amor, bastante menos para los amigos, pero me he puesto a meditar en todo cuanto he vivido contigo y me ha semejado un concepto magnífica ofrecerte las gracias con unas expresiones.

No caben en mi pecho el cariño que te tengo y el agradecimiento que siento por nuestra enorme amistad, y nunca me alcanzará la vida para decirte cuánto te deseo y lo favorecida que me siento por comunicar contigo muchos instantes de felicidad.

Eres mi mejor amiga y eso nada ni absolutamente nadie lo cambiará.

Cartas de amor para tu mujer

La vida me dió la posibilidad de hallar un alma similar a la mía, con quien he vivido vivencias incomparables que me convirtieron en mi mejor versión. Esa eres tú, cariño, una mujer inusual que alumbra mis días con la luz de sus ojos y que me hace sentir como el hombre mucho más feliz, toda vez que de sus labios escucho un “te amo”.

Doy las merced al destino por haber unido nuestros caminos y por haberme tolerado quererte, hasta llegar a sentirte como parte de mí que espero preservar por siempre y en todo momento y para toda la vida.


Mis días son mucho más bellos por el hecho de que tú andas en ellos, y todo lo acercamiento fantástico si junto a mí te tengo. Eres el sol que alumbra mis días y la luna que reluce en mis noches, y no imagino qué sería de mí si cualquier día me faltaras.

De ahí que, espero poder tenerte en esta vida y en las próximas, para tener la seguridad de que el cariño y la alegría van a estar siempre y en todo momento presentes.

Te amo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *