▷ Recopilatorio De Cartas De Amor Largas【PARA DEDICAR】

Cartas de amor largas para una novia

Cada mañana al despertar, agradezco el milagro de estar vivo, ya que tengo la esa de comunicar todos mis días con la mujer mucho más bella, benevolente y tierna que hay sobre la faz de la Tierra.

Con ella, puedo ser yo mismo y sentirme amado y valorado sin precisar fingir, y es ella quien me ha enseñado lo bonito que se siente estar enamorado y gritarlo a los 4 vientos, sin temor al qué afirmarán.

Con ella, aprendí tantas cosas, que en este momento puedo mencionar que soy mejor de lo que era ayer, y sé que, si continúo a su lado, proseguiré siendo una mejor versión de mí, pues ella me inspira y me incentiva a ser mejor cada día.

Por si acaso te queda una duda, esa mujer eres tú, y deseo que sepas lo favorecido que me siento por el hecho de que te tengo en mi vida y pues comparto contigo un amor tan profundo y tan inmenso como las aguas del mar.

Te amo.


Mi vida entera está en tus manos, por el hecho de que me has dejado tan enamorado que solo vivo, siento y respiro por ti; y sucede que desde el momento en que te conocí, no he parado de meditar en ti y en lo fantástico que es el tiempo junto a ti.

Eres una mujer excepcional, capaz y bella, no solo por fuera, sino más bien asimismo por la parte interior, ya que la hermosura de tu corazón es exactamente lo que me capturó y lo que me logró quererte desde el primer instante.

Sé que quizás no estuvimos juntos a lo largo de un buen tiempo, pero tú llegaste a prender cada espacio de mi alma y cada rincón de mi ser, y me has enloquecido, por el hecho de que en este momento solo vivo para ser tuyo y para hacerte feliz cada día de mi vida.

Sin dudas, estoy enamorado y la única culpable eres tú, que con tus besos, tus caricias y tus ocurrencias me hiciste abrir mi corazón para escribirte una carta de amor.

Te amo.

Cartas de amor largas para un novio

Escribo estar lindas expresiones a fin de que sepas lo bastante que te amo y que el tiempo que he compartido junto a ti fué el mucho más fantástico de mi vida entera.

En el momento en que te conocí, sentí bastante temor, ya que temía que mi corazón saliese lastimado si me atrevía a quererte y a entregarme completamente. No obstante, tú me demostraste que no había nada que tener miedo y, de a poco, fuiste ganándote mi seguridad y mi aprecio, hasta el momento en que terminé rendida a tus pies.

En este momento disponemos juntos una hermosa relación, a la que no le cambiaría nada, ya que cada momento, cada alegría y cada tristeza, fué que se requiere para hacer mas fuerte este vínculo tan precioso que nos une y que nada ni absolutamente nadie va a poder romper.

Le doy merced a la vida pues me reunió contigo y me dejó vivir la magia del amor, al lado de un hombre asombroso que fué mi mejor sueño y mi mejor situación.

Te amo y no podría haber esperado tener junto a mí a absolutamente nadie mejor, ya que tú lo has sido todo y me has enseñado lo asombroso que es el cariño.


Siempre y en todo momento me imaginé lo que se sentiría estar enamorada y que un hombre te amara con tanta intensidad, que todos tus días fuesen color de rosa. En el momento en que te conocí, conseguí la contestación a mi incomodidad, ya que acabaste robándote mi corazón y a cambio me diste el tuyo, adjuntado con todo tu amor.

En este momento sé lo fantástico que se siente querer y ser querida, y mi único deseo es que esto que disponemos sea infinito, por el hecho de que no imagino mi vida sin este sentimiento que llevo dentro y que se apoderó de mi ser.

De ahí que, me encargaré de ofrecerte tanto amor como logres recibir, y de ser, mucho más que tu novia, tu amiga y tu cómplice, a fin de que en mí halles todo cuanto precises y de esta manera logres ser feliz, estando siempre y en todo momento junto a mí.

Pues lo que mucho más deseo en la vida es que se sostenga viva la llama del amor entre tú y yo, y que nada sea con la capacidad de apagarla, ya que no sé qué sería de mí sin ti y sin tu calor.

Te amo.

Cartas de amor largas para una amiga

La amistad es el mayor obsequio que alguien puede ofrecerte, mucho más si es verdadera y también incondicional, y eso es precisamente lo que tú me has agasajado, y lo que he intentado retribuirte durante estos años.

Desde el instante en que nos conocimos, nos llevamos tan bien que parecía patraña que 2 ignotas tengan la posibilidad de ser tan unidas de un día para otro, y conforme el tiempo avanzaba, nos fuimos realizando poco a poco más próximas, al nivel de que, mucho más que amigas, nos tenemos en cuenta hermanas.

Y sucede que, si bien no tengamos exactamente la misma sangre, te siento como una parte de mi familia, ya que es tanto el cariño que nos une, que te siento como un integrante mucho más de mi hogar, a quien amo y valoro de manera sin límites.

De ahí que, te escribo esta carta, para hacerte entender lo esencial que eres para mí y lo bastante que atesoro nuestra amistad, esa que tuvo un principio pero que nunca va a tener u final.

Te amo, amiga.


Si bien no es práctica redactar cartas de amor para una amiga, yo me he audaz a llevarlo a cabo, ya que la amistad es asimismo homónimo de amor y merece la pena probar lo que sientes por un ser tan apreciado como lo es un amigo.

El día de hoy, deseo decirte lo bastante que te deseo y lo importante que te has vuelto desde el día en que te conocí, pues siempre y en todo momento he recurrido a ti en mis buenos y pésimos instantes, y me has recibido con amor y entendimiento, ayudándome a sobrepasar cualquier tormento.

No hay duda de que eres una amiga increíble y un humano inusual, y que yo soy beneficiada por ganar tu amistad y por verla medrar cada días un poco más.

Gracias, amiga, por ser tan particular, y por quererme de manera incondicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *